Querer es poder. El Blockchain como herramienta para combatir la corrupción en las contrataciones.

La lucha contra la corrupción que rodea las adquisiciones públicas, producto de la interacción estrecha y repetida entre los funcionarios del gobierno, el sector privado y grandes sumas de dinero, está siendo puesta a prueba en Colombia a través de la utilización del Blockchain como forma de garantizar transparencia, evitar la “pre-concertación” y el “arbitrio” en los procesos de contrataciones y licitaciones públicas.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los gobiernos gastan colectivamente aproximadamente 9,5 billones de dólares en contratos públicos en todo el mundo, y hasta un 30% de esa suma se pierde debido a la corrupción, siendo esto una realidad compartida en los países de Latinoamérica, donde la mayoría poseen economías en vías de desarrollo, inestables, y altos niveles de corrupción, que afectan transversalmente a la sociedad entera impidiendo el progreso de los países y afianzando la pobreza.

El programa presentado en Colombia se realizó con la cooperación del Banco Interamericano de Desarrollo, la Universidad Nacional y el equipo del Centro para la Cuarta Revolución Industrial del World Economic Forum (WEF). En su discurso, el Procurador General de Colombia, Fernando Carrillo Flórez, aseguró que la tecnología blockchain “está basada sobre todo en la transparencia, en la posibilidad de la trazabilidad y en la necesidad de poner todos los reflectores y la luz del mediodía en escenarios en donde reinan las sombras y la opacidad, como es la contratación pública”, e involucra el acceso de la ciudadanía a esta herramienta.

En este sentido, una de las ventajas más concluyentes del blockchain es la adición de un conjunto compartido e inmutable de registros. Los cuales no pueden ser censurados o alterados, ni siquiera por alguien del gobierno, conjuntamente con beneficios tales como la automatización y la marcación de tiempo de los períodos en los que se evaluarían las ofertas y en los que se harían los comentarios públicos.

Las nuevas herramientas que nos brinda la tecnología están siendo puesta a prueba en la lucha contra la corrupción, pero tiene, para su efectiva aplicación, la génesis insoslayable de una decisión seria, comprometida, contundente, consecuente y sostenida en el tiempo, desde arriba hacia abajo. Y parafraseando al funcionario del ministerio público de Colombia, el blockchain es la puerta de entrada del matrimonio que hay que establecer entre la tecnología, la transparencia, la democratización y la defensa del Estado de Derecho como la única salida.

Los elementos están, ahora habrá que esperar que los gobiernos locales, nacionales, provinciales y municipales tomen la decisión hacia el progreso con responsabilidad social y sin caer en la confusión frecuente de patrimonios.

Nuestros deseos de éxitos para Colombia en tan difícil empresa, y que sea inspiración para el resto de los países hermanos de nuestra Latinoamérica.




https://criptotendencia.com/2020/06/19/el-gobierno-colombiano-y-el-fem-consideran-el-uso-del-ethereum-contra-la-corrupcion/

https://www.procuraduria.gov.co/portal/-Procurador-presento-proyecto-que-incorpora-tecnologia-blockchain-en-la-vigilancia-a-la-contratacion-publica.news

99 visualizaciones0 comentarios