Fecundación post mortem y voluntad procreacional. Por Agustina Idiart Troglia

El derecho y la bioética han entablado una estrecha relación en las técnicas de reproducción mecánicamente asistida, acompañando a la voluntad procreacional de ambas partes.

En la República Argentina persiste un vacío legal y/o también denominado laguna del derecho sobre la materia fecundación post mortem. Los deseos procreacionales de dos personas, quienes en vida optaron por métodos de reproducción medica asistida y/o decidieron criopreservar su material genético, y la voluntad de la mujer de continuar con el proyecto luego del fallecimiento del hombre, es un supuesto de hecho que no se haya contemplado en la legislación.

La fecundación post mortem no se encuentra explícitamente legislada en nuestro Código Civil y Comercial de la Nación, y a sabias de nuestra Constitución Nacional quien en su artículo N° 19 establece: “(…) Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe” (Constitución Nacional, 2014 p. 9), por ende, tampoco se encuentra prohibida.

En la practica ut supra mencionada, juega un papel fundamental la bioética y muchos se preguntarán ¿Por qué?... porque la bioética es la búsqueda de soluciones concretas a casos clínicos precisos, siempre que se originen conflictos entre valores morales; se debe actuar con libertad y prudencia, debido a que entra en juego la vida del paciente, donde la responsabilidad aumenta y es aquí que se debe precisar la búsqueda de soluciones (Sambrizzi, 2018).

Ley 26.862 regula las Técnicas de Reproducción Mecánicamente Asistidas donde en su artículo segundo conceptualiza las presentes prácticas y comprenden que pueden ser de baja o alta intensidad; asimismo, el artículo tercero manifiesta que la única autoridad para aplicar la presente ley, es el Ministerio de Salud de la Nación.

Pero, ¿Qué son las TRMA? consisten en la manipulación de óvulos u espermatozoides con el objetivo de procrear y, es aquí donde el derecho y la ciencia se unen. Su primer hecho histórico, se origino en Gran Bretaña, donde nació la primera niña “probeta” conocida como Luise Brown en el año 1978 (Willi, 2018).


Ante el Juzgado Nacional de Primer Instancia en lo Civil n°87 -CABA-, fue tramitada la causa “N.O.C.P s/ Autorización”, cuya sentencia firme data del día 05 de Mayo de 201. A raíz del fallecimiento repentino de su marido, la peticionante recurre ante el órgano jurisdiccional solicitando la autorización correspondiente para que se lleve a cabo la extracción de material genético de su pareja; argumentando que previo a lo sucedido, transitaban un tratamiento de fertilización mecánicamente asistida, en el cual se demostraba la intención de ambos por concebir. Valorada la prueba, en esta oportunidad, el magistrado hizo lugar a la demanda, con fundamento en el artículo 19 de la Constitución Nacional, considerando que la práctica de fecundación post mortem y la utilización del material genético del otro conviviente o cónyuge, no se considera ilícita por la normativa jurídica vigente; los Tratados Internacionales incorporados a la legislación nacional de protección a la mujer, la familia y los niños en general, y en el marco de la eliminación de toda forma de discriminación hacia estos; todo bajo el interés de las vidas privadas de las familias, el deseo procreacional, y la incesante búsqueda de favorecer el desarrollo y establecimiento del núcleo interno, brindando la posibilidad de gestar amparando el derecho de formar una familia, respetando la autonomía reproductiva y el servicio de salud necesario para ejercer este derecho.


Conclusión

Existen prácticas con poca normativa y conocimiento, es en ellas donde se debe enfocar para que el marco jurídico crezca, encaminándose a una sociedad con derechos equitativos.


Referencias:

  1. Sambrizzi E. (2018) “Tratado de Derecho de Familia”, Editorial La Ley Thomson Reuster, Buenos Aires Argentina.

  2. Constitución Nacional Argentina (sancionada: 22 de agosto de 1994)

  3. Código Civil y Comercial de la Nación (sancionado: 01 de agosto de 2015).

  4. Ley 26.862 Reproducción Medicamente Asistida (sancionada: 05 de junio de 2013).

Jurisprudencia.

Juzgado Nacional de la Instancia en lo Civil Nro. 87; 05/05/2016; N.O.C.P. s/Autorización.


26 vistas0 comentarios